Join ADAMember Log In




Los Parámetros de la Práctica Odontológica

No existe información pública/para los pacientes sobre este tema.

Para obtener información clínica, por favor haga clic sobre la tabulación de la "Versión para el Dentista" que aparece arriba.

Por favor tenga en cuenta lo siguiente: La ADA no entrega respuestas específicas a preguntas individuales sobre honorarios, sobre problemas dentales, condiciones, diagnósticos, tratamientos o propuestas de tratamientos dentales, o sobre solicitudes de investigación. La información acerca de la derivación de pacientes, sobre quejas y sobre una variedad de procedimientos dentales se pueden encontrar en ADA.org.

Información general

Los parámetros de la práctica odontológica describen las consideraciones clínicas en el diagnóstico y en el tratamiento de 30 condiciones de salud bucodental y 4 tipos de evaluaciones. Los parámetros son revisados todos los años por un comité de dentistas y son actualizados según sea necesario. Están destinados a ser utilizados en forma voluntaria por los dentistas para ayudarles a tomar sus decisiones clínicas.

En el campo de la atención sanitaria se emplean muchos términos diferentes en los documentos destinados a proporcionar orientación clínica a los profesionales, tales como "parámetros", "pautas", "normas", "recomendaciones clínicas", "opciones clínicas", y así sucesivamente. Aunque por lo general estos términos se utilizan indistintamente, los encargados de elaborar los documentos de orientación suelen elegir una descripción específica que ellos creen que implica el uso y la fuerza previstos de las recomendaciones presentadas en los documentos. Por lo tanto, la ADA ha definido el término parámetros como algo diferente a "pautas" y "normas" y lo ha definido de la siguiente manera (Trans.1993: 47):

Los parámetros describen la gama de tratamientos apropiados para una determinada condición. En comparación con las normas o pautas, los parámetros tienen el objeto de ampliar el alcance del juicio clínico para los profesionales. Fortalecen la capacidad del proveedor para evaluar distintas opciones hasta llegar al tratamiento apropiado.

Las pautas tienen el propósito de ser más flexibles que las normas. Las pautas deben seguirse en la mayoría de los casos, pero reconocen que el tratamiento puede y debe ser adaptado a las necesidades individuales, dependiendo del paciente, del entorno y de otros factores. Las desviaciones de las pautas pueden ser bastante comunes y pueden justificarse por las diferencias en las circunstancias individuales.   
 
Las normas están destinados a ser aplicados de manera rígida y conllevan la expectativa de que se apliquen en todos los casos y cualquier desviación de las mismas sería difícil de justificar. Una norma de atención indica que hay criterios cuantificables y que estos criterios deben utilizarse con el fin de llegar a un nivel determinado de resultados. Las normas establecen lo que debe hacerse.
 
El preámbulo que precede a cada conjunto de parámetros sobre práctica odontológica explica en mayor detalle para qué se han elaborado los parámetros sobre práctica odontológica y de qué manera deben utilizarse.
 
Otra distinción entre normas, pautas y parámetros, que se dió por supuesta en la década de 1990, fue en qué grado se basaba cada una o uno de estos en la evidencia científica frente al consenso profesional. Como hoy en día la práctica basada en la evidencia ha saltado a un primer plano, las pautas, los parámetros, las normas, las recomendaciones, etc. tienen la misma probabilidad de ser elaborados basándose en la evidencia científica.

Esto queda claramente en evidencia al hojear el material del Centro Nacional de Información sobre Pautas en www.guidelines.gov, que es una base de datos sobre pautas, parámetros, normas, recomendaciones, protocolos, etc, que se basa en la evidencia disponible, aunque en diferentes grados. Los parámetros sobre práctica odontológica se elaboraron a través de un proceso de consenso profesional.
 
La Asociación Dental Americana sigue manteniendo los parámetros sobre práctica odontológica, pero además está desarrollando información y recomendaciones basadas en la evidencia. Por lo tanto el dentista puede dirigirse a ambas fuentes de información. 

  • Volver al Principio

Vea otros recursos sobre normas y parámetros elaborados por otras organizaciones.

  • Abrasión Dental
  • Atrición Dental
  • Caries Dental
  • Erosión dental
  • Evaluación: Pacientes que Requieren una Evaluación Bucodental Completa
  • Evaluación: Pacientes con Ficha que Requieren una Evaluación Periódica
  • Evaluación: Pacientes que Requieren una Evaluación Limitada de un Problema Específico
  • Evaluación: Pacientes que Requieren una Evaluación Detallada y Extensa de uno o más  Problemas Específicos 
  • Diente Fracturado (Trizado)
  • Inflamación Gingival sin Pérdida de la Inserción Periodontal (Gingivitis)
  • Inflamación Gingival con Pérdida de la Inserción del Tejido Conjuntivo (Periodontitis)
  • Recesión Gingival (Recesión del Tejido Marginal)
  • Diente Impactado/ Sin Hacer Erupción
  • Partes y/o Componentes de los Implantes que Requieren Ser Reemplazados o Modificados
  • Inflamaciones y/o Infecciones Asociadas con Partes y/o Componentes de un Implante (Peri-implantitis/ Infecciones Peri-implantes)
  • Maloclusión
  • Anomalías Orofaciales
  • Infecciones Orofaciales
  • Lesiones Orofaciales Óseas
  • Dolor Orofacial de Origen no Dental
  • Lesiones de los Tejidos Orofaciales Blandos
  • Trauma Orofacial
  • Arcos Parcialmente Edentados
  • Pacientes con Problemas Estéticos Orofaciales
  • Pacientes sin Signos o Síntomas Clínicos de Enfermedad Bucodental
  • Pericoronaritis 
  • Periodonto Sin Inflamación Clínicamente Aparente
  • Pulpitis
  • Lesiones Radiculares y/o Perirradiculares
  • Restauraciones que Requieren ser Reemplazadas o Modificadas
  • Disfunción de las Glándulas Salivales
  • Alteraciones Temporomandibulares (Craneomandibulares)
  • Dientes Desplazados por Traumas
  • Volver al Principio